ELEGIR PAÍS / REGIÓN

Leigh Duffy
Leigh Duffy octubre 30, 2018

Los riesgos del fentanilo hacen recaer la atención sobre la protección de manos en muchos entornos

El fentanilo es un poderoso fármaco sintético similar a la morfina y la heroína pero entre 50 y 100 veces más potente. Capaz de provocar sobredosis incluso por contacto accidental, ya sea inhalado, ingerido o absorbido a través de la piel, el fentanilo y sus equivalentes pertenecen a una clase de fármacos conocidos como opioides sintéticos de acción rápida, que sirven para aliviar el dolor. El aumento de los índices de uso y adicción al fentanilo están aumentando el riesgo de exposición accidental de todo el mundo, desde los equipos de respuesta inmediata y agentes de policía, hasta conserjes y personal de mantenimiento. Sólo 2 o 3 miligramos de fentanilo (el equivalente en tamaño a 5-7 granos de sal de mesa) pueden provocar una sobredosis. Para determinar el nivel adecuado de EPP requerido, debe realizarse una evaluación exhaustiva del riesgo para establecer el nivel potencial de exposición y riesgo asociados a este poderoso fármaco sintético. Basándose en escenarios de riesgo de exposición al fentanilo, el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC), el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH) y el IAB publicaron matrices de EPP que ofrecen orientación sobre la selección de protección respiratoria, de rostro y ojos, de manos y de piel. Puede contar con Ansell para ayudarle a protegerse del fentanilo con nuestras soluciones probadas.